VIVENCIAL #2 : ¡Fui a tremendo festival deportivo!

VIVENCIAL #2

23622247_10154839143090855_8755398930288053116_n
Valentina Saavedra, publicista

Siempre me voy por los deportes más extremos, pero esta vez quise probar algo más “slow” e invité a la Paty (Patricia Barrios), profesora de Yoga en el Estudio 101 para que me acompañara ¿Por qué a ella? Simple, iría al festival #ReebokFitnessTour2017, me sumaría a las clases de Yoga y LesMills y qué mejor que ir con una partner que supiera del tema.

Así fue que llegamos el pasado sábado 18 de noviembre al gran evento deportivo. Entramos al Club Hípico y el ambiente era espectacular. Varios escenarios, energía positiva avanzando por cada rincón del hipódromo. Carrera con obstáculo, Crossfit, un escenario gigante donde se impartieron las clases de LesMills y el escenario de Yoga, estos dos últimos, mi objetivo.

Partimos la jornada con una clase de BodyBalance, me encantó una mezcla de yoga, pilates, movimiento, todo muy coreográfico, con mucha armonía, a simple vista fácil, pero se trabaja duro. Luego nos fuimos corriendo a YOGA, mi primera clase de yoga. El sol pegaba fuerte, eran las 5pm, me sentí perdida en un comienzo, tiesa, pensé que llevaba una vida subestimando la disciplina, y siguiendo las instrucciones y la respiración me enfoqué y convertí mi cuerpo en un chicle.

Cuando finalizó la clase sentí que mi flexibilidad era insuperable, muchos ejercicios con sus variaciones para los principiantes y otras para los más avezados habían dado resultado. Me encantó, 100% recomendada, la conexión que haces entre tu cuerpo físico y espiritual te ayuda bastante a alinear tu “todo”.

Pero #ReebokFitnessTour no tenía descanso las clases comenzaban cada 30 minutos, y ya teníamos que estar en el escenario central con  SH’BAM, una clase que me conquistó, seguiría fiel a ella el resto de mi vida… bailar y quemar más de 500 calorías por clases es soñado y con esta disciplina lo puedes conseguir porque mezcla diversos ritmos con el fitness. Recomendación ¡Apréndanse los bailes!

Cuando comenzó a oscurecer y nos quedaba una clase de yoga, la última de la jornada, el sol cada vez brillaba menos. Una postal muy linda para cerrar esta intensa jornada de clases, como principiante me costó concentrarme en la clase, la música de BODYJAM retumbaba en todo el Club Hípico, y era difícil meditar, pero lo logré y pude salir victoriosa. En fin, fui a tremendo festival deportivo. Y si quieren que les diga algo el #ReebokFitnessTour no se lo pueden perder. Apúntense al próximo y exploten todos sus sentidos deportivos, atrévanse a probar nuevos estilos de ejercicios, nuevas clases y técnicas. Yo esta vez pude descubrir que el yoga no era tan fome como lo pintaba.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s